La comunidad Wao de Miwaguno es 'protectora' de una de las 'puerta' de acceso a la reserva de la biósfera del Yasuní. En medio de la explotación petrolera ellos se esfuerzan por mantener su entorno natural y su cultura ancestral.

La comunidad Wao de Miwaguno es ‘protectora’ de una de las ‘puerta’ de acceso a la reserva de la biósfera del Yasuní. En medio de la explotación petrolera ellos se esfuerzan por mantener su entorno natural y su cultura ancestral. Photo: UN-REDD Programme Ecuador/ Armando Quichán

By Lola Cabnal, Maya Q’eqchi’, Observadora Pueblos Indígenas ONU-REDD+ para la región de América Latina

Los pueblos indígenas mantienen una relación armónica con sus bosques, agua, recursos naturales, biodiversidad y demás elementos de la Madre Naturaleza. Esta relación tiene su base en su visión cosmogónica de la vida y se sustenta en la estrecha relación e interdependencia, de todos los elementos de la naturaleza. Esta visión se refleja en las relaciones culturales, políticas, sociales, económicas y espirituales, que le dan una visión particular al concepto de desarrollo, entendido como el buen vivir, que se sustenta en el equilibrio y relación armónica entre el universo, madre tierra, la naturaleza y seres humanos.

Para los pueblos indígenas, es fundamental analizar las implicaciones de implementar programas y proyectos REDD+, en susterritorios. Para los pueblos indígenas, REDD+ es una iniciativa que tiene que definirse claramente, que tiene que consultarse ampliamente, se deben definir los derechos y propiedad del carbono, se debe construir un sistema de salvaguardas desde lo que establece el Convenio 169 sobre pueblos indígenas de la OIT, la Declaración de Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas y las leyes nacionales que reconocen los derechos indígenas.

En estos momentos REDD+ como planteamiento global y como documentos nacionales (R-PP o ERPIN) deben fortalecerse para que reconozcan, respeten claramente los derechos colectivos particularmente los relacionados a la libre determinación, tierras y territorios,  participación, consulta y consentimiento previo, libre e informado, para esto es necesario crear las condiciones para que los pueblos indígenas tengan una participación plena y efectiva.

La visión cosmogónica indígena, plantea que hay una interrelación, entre todos los elementos de la naturaleza, no separa, más bien integra; de ahí nace la dificultad y la critica a las políticas monoculturales, entre ellas REDD+, que además plantear conceptos ajenos a los idiomas indígenas, no se apega a la realidad y modelo de uso, manejo y conservación de los bosques en territorios indígenas.

En lo que se refiere a REDD+, los pueblos indígenas plantean que si no se les involucran en su diseño, planificación, implementación y monitoreo, afectará los derechos de los pueblos indígenas, impactara en el modelo o sistema de uso, manejo y conservación indígena, creara una posible división entre las estructuras organizativas, impactara en el sistema de conservación de los bosques, aguas, recursos naturales y culturales, biodiversidad y modelo económico.

REDD+ considera a los pueblos indígenas como otro actor más de sociedad civil y lo sitúa como partes interesadas relevantes, mientras deben considerarlos como un sujeto político, respetar y reconocerse como titulares de derecho sobre sus tierras, territorios y recursos naturales, y con el derecho al consentimiento libre, previo e informado, así como a su libre determinación para definir, a través de sus propias organizaciones, reconocer que el papel y función de las mujeres y la juventud es fundamental en estos procesos y asimismo su participación plena efectiva en las tomas de decisiones.